2. EL SUEÑO

El Herauco soñó a todos los animales en una sola noche. A algunos los soñó ridículos, a otros helados.

Acuáticos los más, porque cuánto más profundo viven, más ciegos reptan.

Cuadrúpedos que se yerguen– piensa el Herauco, y la idea de un ser que no quiere ser lo que es lo sacude como una pesadilla.

Otro día, borracho, los quiso extinguir de un solo golpe, pero ya era tarde. Eran adultos y, como tales, habían mutado en algo que se mira en un reflejo y no se reconoce.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s